viernes, 21 de octubre de 2011

Cosas que pasan

Por el Abuelo Cato.
Tiempo perdido.- El paro que tenían los profesores en Acapulco llegó a su fin y sinceramente observé que concluyó así como comenzó,a lo puro loco, sin acuerdos lo suficientemente aceptables para asegurar su integridad. Paso lo que tenía que suceder y se ve  en todo movimiento, líderes vendidos, integrantes del magisterio medrosos, complacencia de las autoridades que en nada les interesa la educación.

Gober bonachón.- Nuestro querido gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, al comienzo de esta semana se anotó otra puntada más al decir que  la constitución de México no obligaba a ninguna autoridad a brindar seguridad a los mexicanos. ¿Será?

Los presidenciables.- Estoy encorajinado porque ahora para ser el máximo preciso de el otrora cuerno de la abundancia se necesita ser guapo, carismático y estar casado con alguna actriz de televisión, si don Gustavo Díaz Ordaz, viera esto se volvería a morir porque definitamente él no tendría ninguna oportunidad.


La frase.- No porque vean al tigre pinto, piensen que es calentano.

Nos vemos para la próxima.- Hasta moxtla.