viernes, 27 de enero de 2012

Chivas será el mejor del mundo: Vergara

Jorge Vergara tiene confianza plena en Chivas y en el proceso que encabeza. El propietario del Rebaño aseguró, tras la presentación de Ignacio Ambriz como nuevo estratega, que el equipo tapatío se convertirá en unos años en el mejor del mundo.

"Hoy estamos luchando por consolidar Chivas dentro de México. Por ahora, estamos satisfechos, pero no cierro puertas a la expansión de Chivas. Estoy seguro de que en unos años seremos el mejor equipo del mundo", declaró Jorge Vergara al diario Marca, de España.

Vergara Madrigal también mostró sus respaldo a Ignacio Ambriz, a quien considera el estratega ideal para regresar a Chivas a los primeros planos del futbol mexicano.

"Es un entrenador de primer nivel. Estoy muy satisfecho con la decisión que ha tomado Rafael Ortega y estoy convencido de que este entrenador situará a Chivas en el lugar que le corresponde", agregó.

Sobre Fernando Quirarte consideró que "falló en lo profesional, pero como persona es excelente", y destacó que fuera el propio Sheriff quien decidiera hacerse a un lado y renunciar a su puesto al reconocer "su inhabilidad para dirigir a las Chivas".

El diario español resalta la ‘gran capacidad de Vergara para los negocios' y las filiales de Chivas en EU y China, así como el ascenso de Jorge en el mundo empresarial, tras empezar desde abajo.

"Los inicios no fueron fáciles, lo recuerdo perfectamente, pero desde que me fui a Estados Unidos supe que iba a triunfar, lo tenía todo visualizado", comentó Vergara Madrigal

Vergara debe entender que los que juegan y son protagonistas son los futbolistas y no él. El equipo del Guadalajara ya era grande antes de su llegada.

La nueva televisión

Internet entra en la batalla de la televisión, y probablemente en dos o tres años cambiará nuestros hábitos de consumo de arriba abajo. Para empezar, “el DVD pronto desaparecerá”. El pronóstico lo hizo hace dos meses en el Foro Internacional de Contenidos Digitales, FICOD, Anders Sjöman, director de comunicación de Voddler, la compañía que ha revolucionado en los países nórdicos la taquilla de entretenimiento a la carta.

El “Spotify del vídeo” ultima su expansión a países como España. Presume de haber vencido a la piratería. Lo que parece claro es que, sea o no así, el cambio en el modo de ver la televisión será el resultado de la irrupción de los modelos inteligentes que incorporan conexión a internet y a las redes sociales.

El 70% de los aparatos que se venden ya disponen de ella. Para los que no tengan pensado cambiar de tele próximamente, por ciento cincuenta o doscientos euros pueden comprar un dispositivo que facilita la conexión a internet a través de WiFi o de cable, y que al mismo tiempo también sirve como sintonizador de TDT.

¿Cómo funciona? 

Las smart tv ofrecen en el menú del aparato una serie de iconos (widgets) parecidos a los de las aplicaciones del móvil, donde aparecerán las distintas opciones: TDT, películas que tengas en tu disco duro o los contenidos de internet. Además, el software analiza los hábitos de navegación que tienes como usuario y te recomienda vídeos de YouTube u otras webs.

También facilita la conexión simultánea con las redes sociales y, en algunas de las plataformas que comienzan a comercializar cine y series, ver una película al mismo tiempo que se está grabando otra. En definitiva, el espectador pasa a tener un papel protagonista hasta ahora nunca visto. La nueva tecnología permite que, por ejemplo, si un presentador se refiere a un disco, aparezca una leyenda en la pantalla con la tienda donde puedes comprarlo o la página ara interactuar con grupos de fans.

En caso de que la descarga sea gratuita y se financie con publicidad, por primera vez el espectador podrá elegir si la ve antes de empezar la película, al final o cuando le dé al “pause”. En algunas plataformas, como Voddler, incluso podrá decidir qué anuncio ve entre las opciones que se le presentan, todas ellas seccionadas de acuerdo con su perfil.

“Todos deberían abrazar nuestra iniciativa”, según Sjöman; “los consumidores, porque van a poder ver todas las películas que quieran en su casa; los publicistas, porque les ofrecemos un mercado segmentado; y las productoras, porque les ofrecemos la posibilidad de hacer la transición al mundo digital”.

Youzee, la última de las iniciativas que se ha presentado de cine bajo demanda, incorpora un sistema inteligente que aprende de las preferencias del usuario y de sus amigos, y les recomienda películas y series que sintonizan con sus gustos. Telefónica y Microsoft han ido incluso un paso más allá, y ya ofrecen a los usuarios de Xbox 360 la posibilidad de acceder a 12 canales de televisión de Imagenio a través de la consola. El usuario puede acceder a su contenido favorito sin utilizar los mandos, simplemente con la voz.

Tendencias de consumo

Según el estudio Reporte de tendencias y consumo de TV y Vídeo 2011, de Ericsson ConsumerLab, el 44% de los encuestados (400 millones en el mundo) afirmó ver televisión por internet al menos una vez por semana. Este estudio señala que el consumo en abierto ha pasado de un 88% de la población en 2010 a un 84% en 2011.

La tendencia es clara, pero ¿están dispuestos a pagar por ver una película los que hasta ahora la descargaban ilegalmente? “Creemos que hay un grupo de población amplio que sí pagaría dos euros por ver estrenos en alta definición  echados cómodamente en su sofá”, asegura Juan Ignacio Roca, cofundador de Waki.tv.  

Roca no cree que el negocio dependa de que la Ley Sinde, o como se rebautice con el nuevo Gobierno, ponga coto al mercado ilegal. Sin embargo, en el sector hay opiniones encontradas. Rafael Sánchez Jiménez, de Filmotech, piensa que el debate sobre la norma ha aumentado la presión sobre las descargas ilegales y hará que cierren algunas webs. No obstante, Jiménez es consciente de que, al contrario de lo que ocurre en Estados Unidos, donde existe tradición de pagar por los contenidos que se distribuyen por internet, en España se ha instalado la idea del “gratis total”. Plataformas como Youzee quieren contrarrestarla captando clientes con una tarifa plana por debajo de siete euros, pero según algunos expertos el negocio está en el pago por película. “Nadie va a ofrecer estrenos en tarifa plana si hay gente dispuesta a pagar por ellos”, explica Jacinto Roca.

El confundador de Waki.tv argumenta que la televisión inteligente no va a hacer que los estrenos lleguen antes al espectador. Sin embargo, en Woddler dicen que no quieren competir con Series Yonkis, sino ofrecer un valor añadido, y por eso se disponen a ofrecer producciones de Disney, Paramount, Warner Bross y Miramax. Hasta ahora tiene 3.100 títulos, el 80% ofrecidos de manera gratuita, y el resto como contenido premium. “La pelota”, dice su portavoz, Anders Sjöman, “está en el tejado de los usuarios”, a quienes invita a unirse al movimiento de liberalización del cine y conseguir que pueda fluir de manera legal y con calidad por internet. 

Todo muy bonito para los países del primer mundo, pero será posible en México, con sus millones de pobres.

La lluvia.**

Una de las grandes preocupaciones de nuestros días es cómo va a ser el clima futuro. ¿Cuánto calor vamos a pasar? ¿Lloverá más o menos? Paradójicamente, hay aspectos del comportamiento de nuestra atmósfera que los científicos desconocemos. Estas cuestiones se han hecho tan cotidianas que nadie se atrevería a ponerlas en duda.


Por ejemplo, nadie duda de la existencia de los

Y en ellas, la dificultad de precisar la propia formación de gotas de agua o cristales de hielo que permitirán, si se dan las circunstancias idóneas, descargar en forma de precipitaciones. Dicho de otro modo: el ser humano, después de décadas de investigación climática, todavía no ha logrado descifrar por qué se forman las nubes y por qué llueve. Se trata de un fenómeno que sigue siendo un elemento casi mágico para la ciencia.

¿Llueve más que antes?

Desde la Antigüedad se han intentado encontrar métodos para explicar la formación de la lluvia y para predecir de forma precisa cuándo y dónde va a producirse. Y lo cierto es que se ha avanzado mucho en el pronóstico del tiempo: las lluvias que proceden de borrascas y frentes tienen un porcentaje de acierto en la predicción del 90-95%, y en las llamadas convectivas (de tormenta), el acierto es del 80%. En la actualidad es posible saber si va a llover o no en un amplio territorio y de forma fiable con cinco días de antelación. Otra cuestión es la precisión en la hora exacta de dicha lluvia.

Otra pregunta frecuente que se hace mucha gente es: ¿llueve ahora más que antes? En principio, no. Los valores anuales de lluvia en las diferentes regiones españolas siguen siendo los mismos que cuando se hace un análisis comparado con los datos de décadas anteriores. Realmente, lo que ha cambiado es la forma de llover: cae la misma cantidad de agua, pero en menos días. Y eso provoca que las precipitaciones sean más intensas, incluso torrenciales, y causen daños.Respecto al modo en que se forma la lluvia, ha sido más sencillo de comprender. Cuando el peso del agua suspendida en el aire dentro de las nubes no encuentra ninguna fuerza que la sostenga en el aire, cae como lluvia. Pero, ¿por qué no siempre se condensa el vapor de agua del aire para formar nubes? ¿Y por qué hay nubes que desarrollan lluvias y otras no?

Dos hipótesis

Esto es lo que convierte a la acción de llover en un proceso casi “mágico” todavía no muy bien entendido. Básicamente, hay dos teorías para explicarlo: unas señalan la necesidad de que el vapor de agua encuentre una partícula microscópica (llamada núcleo de condensación) para poder adoptar la forma de gota. Dicha gota generalmente se congela debido a las bajas temperaturas que suele haber en las capas altas de la atmósfera y cae. Otras teorías señalan que el proceso principal de formación de la lluvia depende del choque de unas gotas con otras (sin necesidad de que se congelen) lo que permite crear otras más grandes en el interior de la nube, que terminan cayendo por la simple acción de su peso.

Hay también diversas formas de llover. Puede ser porque se desplaza una borrasca y descarga precipitaciones a lo largo de su trayecto, o porque se formen nubes debido al calor acumulado en el suelo y se encuentren con aire más frío a pocos kilómetros de la superficie, lo que origina una nube “convectiva”, o de tormenta. Incluso puede llover sin caer agua de arriba abajo; es decir, puede hacerlo “horizontalmente” y no “verticalmente”, un fenómeno habitual en los bosques tropicales de África, Asia y América del Sur cuando el exceso de humedad ambiental condensa el vapor de agua a ras de suelo y forma bancos de niebla que ocultan la selva.

Pero la manifestación más curiosa de este tipo de lluvia horizontal es la que se produce en áreas desérticas del mundo situadas en fachadas litorales por donde circulan corrientes marinas frías (Humboldt, Benguela).Son los llamados desiertos brumosos, donde la lluvia vertical es nula, pero por el contrario se desarrollan potentes bancos de nubes bajas (estratocúmulos) que se desplazan hacia tierra, movidos por la brisa marina, y quedan “anclados” sobre las montañas próximas a la costa, donde permanecen horas antes de disolverse. La cuestión es utilizar el ingenio para poder aprovechar el agua contenida en esas nubes.

Y eso han hecho algunas comunidades en los desiertos de Atacama, Namibia y del Yemen. Se instalan mallas “atrapanieblas” sobre las laderas expuestas a la llegada de los estratocúmulos que destilan su humedad sobre estas redes, lo que permite captar el agua, que posteriormente es conducida a las poblaciones. En Canarias, las nubes que desplazan los vientos alisios también chocan contra los relieves volcánicos y depositan su humedad en los árboles. En algunas localidades se construyen depósitos bajo ellos para almacenar el agua de esta singular “lluvia”.

¿Qué hacer cuando no llueve?

Desde el siglo XV hasta tiempos recientes en el mundo cristiano, la falta de agua solo encontraba remedio (o eso se creía) mediante rezos al santo o a la virgen patrona de una localidad. Son las llamadas rogativas pro pluvia o ad petendam pluviam. Todavía hoy, en ciertas poblaciones de España se realizan, y el proceso que les da origen se inicia cuando los agricultores detectan que la escasez de lluvia puede perjudicar a las cosechas. Si la Autoridad municipal decide que la situación exige una rogativa, envía una delegación a la Autoridad eclesiástica de mayor rango, el obispo.

Pero estas rogativas sirven a la ciencia. Los investigadores trabajan con esta fuente documental para analizar las características climáticas del pasado reciente. La frecuencia de estas ceremonias permite determinar el carácter húmedo o seco de un período cronológico.Dejando al lado la fe religiosa, Estados Unidos, Rusia, Israel y algunos países europeos han desarrollado diferentes métodos para intentar “crear” lluvia.

El más difundido ha sido el consistente en sembrar una nube con una sustancia cristalina (yoduro de plata) para que actúe de condensador del vapor de agua existente en la nube, lo que permite aumentar el tamaño de la nube inicial y, de este modo, la cantidad de agua suspendida en el aire, que antes o después podría precipitar en forma de lluvia. El sistema es sencillo en su formulación, pero resulta complejo y costoso en su desarrollo, porque no siempre se dan las condiciones necesarias en la atmósfera para llevar a cabo una “siembra” de una nube con estos cristales.

Y hay otro factor de riesgo: el yoduro de plata es una sustancia que puede provocar contaminación de los suelos afectados por la lluvia creada. Por eso, China ha decidido impulsar nuevos ensayos de creación de lluvia, si bien utilizando polvo microscópico originado de la pulverización de roca diatomita.

Si alguna vez llegásemos a “crear” lluvia continua, habríamos provocado un cambio climático de efectos más inciertos que el proceso de calentamiento planetario: se eliminaría la actual distribución de zonas climáticas de la Tierra tal y como se ha desarrollado en los últimos milenios.
huracanes; pero realmente no se conocen bien los mecanismos con que se desarrollan. O de la llamada “gota fría” y sus efectos terribles, pero para la que no se puede precisar, todavía hoy, dónde y cuándo van a ocurrir. En el fondo, estamos hablando de una misma cuestión: la complejidad del conocimiento de las nubes de tormenta.

Mentiras de la crucifixión

Pidámosle a cualquiera que nos cuente qué es una crucifixión y nos responderá que es la forma en que murió Jesucristo. Pero, ¿qué sabemos realmente sobre cómo murió Cristo, o sobre cómo se realizaba este tipo de ejecuciones? Generalmente, una crucifixión se describiría como una forma de muerte lenta y dolorosa en la que al prisionero le clavaban los pies a un poste vertical y las manos a otro horizontal, que a su vez iba adosado al vertical, formando, así, una cruz.

¿De dónde surge el símbolo?

La gente sabe qué es una crucifixión, ya que tienen miles de representaciones artísticas como muestra. Pero un nuevo estudio del teólogo sueco Gunnar Samuelsson echa todo por tierra. Ha pasado años leyendo todos los antiguos textos que hacen alguna mención sobre el tema desde el 800 a. C. hasta el primer siglo de nuestra era, y ha descubierto que es todo tan ambiguo que ni sabemos la forma en que murió Cristo, ni tampoco cómo era el método de la crucifixión.

Según el investigador, la idea que tenemos de esta ejecución no está basada en los textos antiguos, sino en una tradición muy posterior de la Iglesia cristiana y en las representaciones artísticas de varios siglos después de la muerte de Jesús. Ni en los Evangelios podemos encontrar una descripción clara. El símbolo que define al cristianismo, la cruz que recuerda el sacrificio que hizo Jesús por la Humanidad, se empezó a utilizar en los templos hacia el siglo V.

Pero como descubrió Gunnar Samuelsson, investigador de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, existe un problema con las palabras. Pensamos en castellano, pero cuando hablamos de cruz y crucifixión tenemos que recordar que hace 2.000 años se las llamaba de otra forma en latín, arameo y griego.

“Si uno busca textos que describan el acto de clavar personas a una cruz, no va a encontrar nada aparte de los Evangelios”, dice Samuelsson en conversación con Quo. Y hay que recordar que los Evangelios fueron puestos por escrito siglos después de la muerte de Cristo.

Samuelsson ha escrito una tesis que se adentra en los aspectos filológicos de cómo los textos antiguos griegos, romanos y hebreos, incluyendo el Nuevo Testamento, representaban este tipo de ejecución.
Ha descubierto que la terminología usada es tan variada que no se puede siquiera estar seguro de cómo era la crucifixión. Solo se puede ver una asociación a verbos que vagamente refieren un tipo de tortura por suspensión y sustantivos que se refieren a las herramientas usadas en ese tipo de tortura.
Samuelsson afirma que la mayoría de las fuentes que se solían citar para dar pruebas de cómo era la crucifixión en el mundo antiguo deben ser rechazadas. Según el investigador, la sobreinterpretación y la imaginación han afligido a quienes se han ocupado de los términos de la crucifixión y con lo que le sucedió a Jesús en el Calvario.

¿Cómo falleció cristo?

Las fuentes por las que conocemos lo que le sucedió a Cristo en sus últimos días son los Evangelios. Pero no podemos tomar estos escritos como cuatro biografías fiables, sino como relatos filosóficos y religiosos, redactados a tal fin y no con ansias de hacer historia. Los especialistas han notado que tres de ellos, los llamados Evangelios sinópticos, son muy parecidos entre sí, mientras que el cuarto es bastante diferente.

Cabe aclarar que los Evangelios son textos literarios con 1900 años de antigüedad, y han llegado hasta nosotros tras numerosas modificaciones. Primero circularon como relatos orales, y se escribieron décadas después. Recordemos también que había que copiarlos a mano, y no siempre se hacían copias realmente fieles al texto original, mucho menos si había que traducirlos a otra lengua.
Así, el Evangelio más antiguo es el de Marcos, según creen los expertos en la materia, ya que los otros dos sinópticos, los de Mateo y Lucas, se basan principalmente en lo descrito por este. e cree que este Evangelio fue escrito después del año 70 de nuestra era, ya que hace referencia a la destrucción del Templo de Jerusalén, que ocurrió en ese año. Pero Marcos pudo haberlo redactado antes, según el historiador Paul Johnson, y algún copista posterior quizá agregó por cuenta propia la destrucción del templo. Así, podemos hacer un resumen de cómo murió Jesús según los Evangelios.

Poncio Pilato condenó a Jesús a la crucifixión, pero antes se dice que fue azotado y coronado con espinas. Jesús estaba tan debilitado por los tormentos recibidos que un hombre llamado Simón tuvo que ayudarle a cargar el staurós hasta el lugar de ejecución: el monte Calvario, en las afueras de Jerusalén. Nada se dice de cómo le crucificaron; sólo se entiende que está en alto y colgando. Murió allí, y antes del anochecer los legionarios romanos lo remataron con una lanzada al costado, para asegurarse de que estaba muerto.

Palabras para crucificar

El investigador sueco Gunnar Samuelsson no tiene dudas de que Cristo falleció en el monte Calvario; de lo que sí duda es de la forma en que lo hizo, por lo engañosas que pueden ser las palabras, y más cuando estamos hablando de palabras de hace 2.000 años. “Cuando los Evangelios se refieren a la muerte de Jesús”, nos cuenta Samuelsson, “solo dicen que fue forzado a cargar el staurós hasta el Calvario”. La mayoría de los investigadores han interpretado ese sustantivo, staurós, como cruz, y el verbo derivado de él, anastauroun, como crucifixión.

Pero Samuelsson ha leído y comparado todas las fuentes históricas que hacen mención de estas palabras, de épocas entre el 800 a. C. y el primer siglo d. C. Lo que descubrió el investigador es que esas palabras no tenían un único significado, sino varios.

“Staurós es un término utilizado para describir una gran variedad de postes y aparatos de ejecución”, cuenta el investigador. Por eso mismo, él cree que no existe ninguna seguridad de cómo era el artefacto utilizado en la ejecución de Cristo. “El descrito en los Evangelios podría ser una pica, un simple tronco de árbol o algo totalmente diferente”. La ejecución por crucifixión, tal y como la conocemos hoy, casi no existe referenciada en las fuentes históricas antiguas, ya que Samuelsson dio con apenas tres ejemplos. Y el acto de clavar a un prisionero a algo sólo aparece en los Evangelios. Incluso un autor de la época de Cristo, el judío Flavio Josefo (descendiente de una familia de fariseos), contaba que cuando se mandaba ejecutar a un prisionero por alta traición, se le daba vía libre a la imaginación de los legionarios romanos. Imaginación que solía tener matices sádicos, todo hay que decirlo.

Si se quiere tener claro cómo murió Cristo, uno puede elegir quedarse con la descripción de los Evangelios o escoger entre las diversas representaciones artísticas. Pero la duda sobre lo que realmente sucedió permanece

¿Será? Cada quien con sus creencias.