martes, 8 de noviembre de 2011

Las fresas protegen el estomago.

Según un estudio publicado en la revista de acceso abierto Plos One, un grupo de investigadores europeos coordinados por Maurizio Battino de la Universidad Politécnica de la Marche (UNIVPM, Italia) en la que han participado varios científicos españoles, han comprobado tras un experimento con ratas, que comer fresas reduce los daños producidos por el alcohol en la mucosa gástrica y previene otras enfermedades estomacales.