martes, 6 de marzo de 2012

Ciudades imaginarias

Argia, con nombre de mujer

El emperador de los tártaros, Kublai Kan recibe de Marco Polo la descripción de las ciudades que visita. Como no conoce su idioma, el mercader veneciano tiene que representarlas. Todas tienen nombre de mujer, como Argia, la sepultada. Esto ocurre en Las ciudades invisibles, obra escrita por el italiano Italo Calvino en 1972.



Utopía, el no-lugar

Es una república ideal en la que el autor, Tomás Moro, elegido diputado británico, describe una sociedad sin propiedad privada ni ejércitos. Utopía, término acuñado por Moro, designa un “No-lugar”, o un “lugar ilocalizable en ningún sitio”. Escrita originalmente en latín, en 1516

Ínsula Barataria, el reino de Sancho
La única ínsula del mundo rodeada por tierra en vez de por mar. Célebre por el gobierno que, con sincera rectitud, desempeñó el fiel Sancho Panza. Así lo imaginó Miguel de Cervantes en 1615 en El Quijote.


Macondo, la aldea de los Buendía

En sus calles vivieron, a lo largo de 100 años, seis generaciones de la familia Buendía. El premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez pintó esta aldea en su novela Cien años de soledad. Cuando llegaron a Macondo los primeros Buendía, “el mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo”.

Xanadú y el sueño del opio

La ciudad, sus árboles del incienso y su  río Alfa son fruto del ensueño de un poeta inglés, Samuel Taylor Coleridge (1772-1834), con la imaginación exaltada por el consumo de opio. Coleridge situó Xanadú en las costas de Asia, y escribió que fue allí donde Kublai Kan mandó construir el fabuloso Templo del Placer.

Liliput, la isla de los enanos

El doctor Lemuel Gulliver conoció reinos como Broddingnag, Lapuda y Liliput, habitados por enanos, gigantes y caballos parlanchines. Después, decidió escribir su azarosa vida. Tras su mano está el irlandés Jonathan Swift, quien escribió Los viajes de Gulliver en 1726. Concretamente, Liliput es una ciudad habitada por enanos que se encuentran en guerra con sus vecinos de la también diminuta Blefescut. la cusa de la querella es que unos postulan que hay que cascar el huevo por uno de sus extremos y otros por la mitad.



cuidado con lo que subes a la red****

Aumenta la cifra de adolescentes que se toman fotos provocativas para enviarlas por celular, o subirlas a redes socia

Amor, curiosidad, o simplemente llamar la atención, son sólo algunos de los motivos por los cuales adolescentes se toman fotos o videos provocativos, para publicarlos en redes sociales o enviarlos a sus conocidos.

El problema es que muchas veces no miden las consecuencias de sus actos y las repercusiones son muchas. Datos de la Alianza por la Seguridad en Internet (ASI), organismo ciudadano preocupado por la protección personal en la web, detalla en informes que muchos jóvenes no meditan sus actos al estar en Internet y ven las redes sociales como un alter ego sin efectos, aunque en realidad, es un espejo de sus actividades cotidianas.
Según una encuesta realizada en cinco mil planteles, el 80 por ciento de los menores entre 12 y 17 años piensa que publicar información personal en la red es peligroso.
Sin embargo, el 50 por ciento cree que su información está a salvo si a su perfil sólo ingresan sus amigos. El problema radica en que, al colgar imágenes en las redes, por lo general son los propios amigos y conocidos quienes comienzan a distribuirlas, principalmente si tienen alta carga sexual. A este fenómeno se le conoce como sexting, combinación de las palabras texting y sex.
A decir de especialistas, con las nuevas tecnologías es más fácil tomar fotos y videos, pero los menores no analizan el resultado al enviar una imagen provocativa; generalmente creen que quien la verá será solamente la, o las personas, para quienes fue tomada. Como ejemplo, una menor toma una foto para su novio; él a su vez, por inmadurez o narcisismo, replica la imagen con sus conocidos pidiéndoles que sean discretos.
Ahí comienza una cadena que lleva la imagen a redes sociales y después a toda la web. La otra cuestión es legal, ya que al divulgarse la foto masivamente en portales de Internet, es complicado que ésta se retire, si no es por medios legales y aún acreditándose el delito de pornografía infantil.
En otros casos y aunque se denuncie, la autoridad tiene pocas herramientas para frenar la distribución de la imagen. El otro conflicto radica en cómo sancionar a quien tomó la foto, si él o la autora, se terminaron convirtiendo en víctimas.

LA CIFRA
90% de las víctimas de sexting en México son mujeres, según informes de la ASI

¿POR QUÉ?
Algunos motivos psicológicos por los que ocurre el sexting:
Desinhibirse: Entre más atrevidas las imágenes, más llaman la atención y el autor o autora pierden el sentimiento de anonimato, principalmente si quieren destacar en redes sociales.

Enamoramiento: Muchas fotos comprometedoras las toman para sus parejas o prospectos, sin medir si el individuo tiene la madurez para darles buen uso.

EL DAÑO
El sexting no sólo genera problemas de imagen, sino que puede causar daños emocionales y psicológicos a la persona, al ver su intimidad vulnerada.
Del mismo modo, al divulgarse su foto o video, puede llamar la atención de pederastas y acosadores, (fenómeno conocido como grooming). Estos individuos podrían buscar diversos métodos para acercarse a una víctima, después de localizarla a través de las redes sociales.

MOTIVOS
Causas por la que los jóvenes hacen sexting
Romance juvenil o expresión de intimidad
Coqueteo
Lucimiento
Impulsividad
Presión de los amigos
Venganza
Bullying o intimidación
Chantajes

Al tomar las fotos, ¿quién pretende que las vean?
Novio / novia 20%
Alguien que les gusta 21%
Ex novio / ex novia 19%
Mejor amigo / amiga 14%
Amigos 18%
Desconocidos 11%
Compañeros de clases 4%

Una encuesta realizada por el ASI entre 10 mil personas reveló las siguientes cifras:
¿Has enviado (o reenviado) por internet o celular, imágenes tuyas desnudo o semidesnudo?
7.9%

¿Conoces a alguien que ha enviado (o reenviado) por internet o celular, imágenes suyas desnudo o semidesnudo?
36.7%

¿Has redactado o enviado mensajes electrónicos o de texto con insinuaciones sexuales?
10.2%