lunes, 28 de julio de 2014

A partir de mañana *


A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida;
a partir de mañana empezaré a morir la mitad de mi muerte;
a partir de mañana empezaré a volver de mi viaje de ida;
a partir de mañana empezaré a medir cada golpe de suerte.
A partir de mañana empezaré a vivir una vida más sana,
es decir, que mañana empezaré a rodar por mejores caminos;
el tabaco mejor y también por qué no, las mejores manzanas,
la mejor diversión y en la mesa mejor, el mejor de los vinos.
Hasta el día de hoy, sólo fui lo que soy, "aprendiz de Quijote",
he podido luchar y hasta a veces ganar, sin perder el bigote.


Ahora debo pensar que no pueden dejar de sonar las campanas,
aunque tenga que hacer, más que hoy y que ayer...
a partir de mañana.
Si a partir de mañana decidiera vivir la mitad de mi muerte
o a partir de mañana decidiera morir la mitad de mi vida,
a partir de mañana debería aceptar, que no soy el más fuerte,
que no tengo valor ni pudor de ocultar mis más hondas heridas.
Si a partir de mañana decidiera vivir una vida tranquila
y dejara de ser soñador, para ser un sujeto más serio,
todo el mundo mañana me podría decir: "se agotaron tus pilas,
te has quedado sin luz, ya no tienes valor, se acabó tu misterio".

Cada golpe de suerte empezaré a medir a partir de mañana.
De mi viaje de ida empezaré a volver a partir de mañana.
La mitad de muerte empezaré a morir a partir de mañana.
La mitad de mi vida empezaré a vivir... a partir de mañana.

Autor: Alberto Cortéz.


Camina hacia adelante. *


Cuando le dije a mi padre
que me iba a echar a volar,
que ya tenía mis alas
y abandonaba el hogar.

Se puso serio y me dijo:
A mi me ha pasado igual,
también me fui de  casa
cuando tenía tu edad.

En cuanto llama la vida
los hijos siempre se van;
te está esperando el camino
y no le gusta  esperar.

Camina siempre hacia adelante
tirando bien de la rienda,
mas nunca ofendas a nadie
para que nadie te ofenda.

Camina siempre adelante
y ve marcando tu senda,
cuanto mejor trigo siembres
mejor será la molienda.

No has de confiar en la piedra
con la que te puedas topar,
apártala del camino
por los que vienen detrás.

Cuando tefalte un amigo
o un perro con quien hablar,
mira hacia adentro y contigo
has de poder conversar.

Camina siempre adelante
pensando que hay un mañana
no te permitas perderlo
porque está buena la cama.

Camina siempre adelante
no te derrumbes por nada
y extiende abierta tu mano
para quien quiera escucharla...

Cuando le dije a mi padre
que me iba a echar a volar,
se me nublaron los ojos
y me marché del hogar.

                                                Autor: Alberto Cortéz.