Ir al contenido principal

El carpintero y la vida.*

Un carpintero, estaba a punto de jubilarse. Le comunicó a su jefe, la decisión de dejar el negocio de la construcción, para poder llevar una vidamás placentera junto a su esposa y así disfrutar los últimos años de su vida.
Su jefe, lamentó perder al mejor empleado. Pero antes de que se retirara definitivamente de su trabajo, le pidió que construyera una última casa.
El carpintero, accedió por compromiso. No puso mucho esmero, ni entusiasmo en el trabajo, como en otras épocas, no cuidó los detalles. Así que la construcción, no se veía muy bien, incluso los materiales que usó eran de inferior calidad.
Una vez finalizado el trabajo, el carpintero invitó a su jefe a visitarla. Hicieron un recorrido por la casa y al finalizar, le entregó a él las llaves de la puerta y le dijo:
Querido amigo, esta casa es tuya. Es mi regalo por todos los esfuerzos que pusiste en la empresa, durante 40 años.
El carpintero, con las llaves en sus manos y sus ojos llenos de lágrimas, agradeció el regalo, pero se sintió avergonzado, como nunca antes por esa actitud que le llevó a cometer ese tremendo error.
¡Qué desafortunada manera de terminar su carrera!
Si el carpintero hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho con absoluta dedicación. Ahora, no tenía otra opción que vivir en la propia casa que él había construido y no precisamente de la mejor manera.
Lo mismo se puede aplicar a nosotros. Construimos nuestras vidas de manera distraída, haciendo las cosas de cualquier manera, cuando deberíamos poner la máxima atención y cuidado.
Muchas veces, no damos lo mejor en nuestro trabajo, con nuestra familia, con nuestros amigos. Y no nos damos cuenta de que tenemos la vida que nosotros mismos hemos construido.
Construyámosla con sabiduría.
“Tu vida hoy, es el resultado de tus actitudes y elecciones del pasado…
Tu vida mañana, será el resultado de tus actitudes y elecciones hechas hoy”.
Publicar un comentario

rECUERDOS.

Imágenes de desmotivaciones.

Es momento de detenernos a observar imágenes de desmotivaciones.
















Imàgenes de desmotivaciones.

Es momento de presentar algunas imàgenes desmotivantes, esperando como siempre  que sean de su completo agrado.

‘¡Soy una artista completa!’: Ninel Conde.

La breve temporada que ‘Aventurera’ tendrá en el teatro Blanquita, marca la celebración de los 15 años de la puesta en escena y lo hará con un homenaje a las actrices que han protagonizado la producción de Carmen Salinas y las hermanas Vallejo, que actualmente estelariza Ninel Conde quien se considera “una artista completa”.
Así lo expresó la curvilínea mujer, quien conferencia de prensa para anunciar que la obra estará el 10, 11, 12 y 14 de febrero en dicho recinto popular, lució un entallado vestido rojo, pero con unos glúteos exuberantes que se acentuaban en el delgado cuerpo que la actriz muestra en el personaje de ‘Elena Tejero’, que representa desde finales del año pasado.
“Esta obra me da oportunidad de bailar, cantar y actuar, por eso me siento feliz de estar aquí, porque hago lo que me gusta, además me siento una artista completa”, mencionó Ninel. También se mostró contenta con los planes que se tienen para dicho montaje, con motivo de sus tres lustros en los escenarios mexi…

Feliz cumpleaños.

Hoy es un día especial, un día de los que no hay muchos; es el cumpleaños de una linda persona que apreciamos y queremos mucho, un gran ser humano en toda la extensión de la palabra, por ello desde este humilde espacio le deseamos lo mejor y que se la pase de maravilla.







Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, de verdadero nombre Norma Jean Baker (o Norma Jean Mortenson, apellido de su padrastro), nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, en el estado norteamericano de California. Hija de Gladys Baker, quien nunca le comunicó la identidad de su padre, su primera infancia fue muy dura. Su madre la dejó en manos de un matrimonio amigo hasta que cumplió siete años; entonces se la llevó a vivir consigo. Pero un año más tarde Gladys fue internada en un sanatorio psiquiátrico en el que se le diagnosticó una esquizofrenia paranoide, enfermedad que luego Marilyn creería haber heredado, especialmente cuando era internada por sus frecuentes depresiones. Su infancia y adolescencia transcurrieron entre un orfanato (en el que ingresó a la edad de nueve años y trabajó como ayudante de cocina), la casa de sus abuelos y las de varias familias que la adoptaron.






















"Los caballeros las preferimos rubias"

.