jueves, 28 de marzo de 2013

Acerca de Jesús.


¿Jesucristo tuvo un gemelo?

El evangelio de Tomás, considerado el más certero en fechas y descartado por la Iglesia, considera esa posibilidad, en el que narra:
“Debido a que se ha dicho que tu eres mi gemelo y mi verdadera compañía, examínate a ti mismo, y aprende quién eres, de qué manera existes, y cómo es que serás. Puesto que tu serás llamado mi hermano, no es adecuado que seas ignorante de ti mismo”, dice el Libro de Santo Tomás el Contendiente al citar una conversación entre Jesús y el apostol Dídimo, su supuesto gemelo.
De todos los textos encontrados en Naj' Hammadi, El evangelio de Tomás es de los que ha causado mayor revuelo. Uno de sus fragmentos fue encontrado en 1896, cuando dos arqueólogos ingleses hurgaban entre desperdicios del antiguo pueblo egipcio de Oxyrhynchus. Ahí había una hoja de papiro que decía: “Ocho dichos de Nuestro Señor”.

Medio siglo más tarde, un grupo de teólogos fue capaz de leer lo que reclamaba ser un escrito de la autoría de Dídimo Judas Tomás, el hermano gemelo de Jesús –de acuerdo con algunas versiones–, ya que Dídimo y Tomás quieren decir ”gemelo” en griego y arameo, respectivamente.
¿Por qué la Semana Santa no se celebra en una fecha exacta como la Navidad?

Es difícil precisar la fecha de su muerte, y por lo mismo no hay una fecha real para la Última Cena. Hay quien afirma que fue un martes, de acuerdo con los evangelios sinópticos. La razón de que se mueva la fecha es que la Iglesia ajusta el festejo al calendario lunar que actualmente nos rige.
Ahora bien, los judíos antiguamente se regían por el calendario solar, es decir, con base en ese conteo, un día comienza después de la puesta del sol y acaba en la puesta del sol del día siguiente.
Además de las Iglesias ¿hay quién respalde la existencia de Jesús?

Sí, Antonio Piñero, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid e historiador especialista en el primer siglo de la era cristiana, quien afirma: “Sin duda alguna Jesús existió. Fuentes antiguas extracristianas, como los textos de Flavio Josefo —que mencionan directa o indirectamente aJesús— citan, por ejemplo, incidentalmente la muerte de Santiago, ‘hermano de Jesús, denominado el Mesías’. La existencia de Santiago es segura por parte de todos, incluidos los mitóogos. Según Josefo, Jesús agitó con su predicación a las masas judías, y fue esto un eslabón más de los que lo condujeron a la catástrofe”.
¿Por qué si se trató de un hombre de tal trascendencia no existe una biografía escrita por él?

El hecho de que no haya dejado un legado escrito no quiere decir que no haya existido. Por lo menos así lo consideran los miembros del Jesus Seminar un grupo de investigadores reunidos en 1985 por Robert Funk, quien se planteó el objetivo de analizar el Nuevo Testamento a partir de la antropología social, el análisis histórico y la hermenéutica (arte de interpretar textos), y lograr una biografía desde una postura alejada de corrientes religiosas o filosóficas.
Una de las hipótesis que han emergido de sus investigaciones es la idea de un Jesús analfabeto, lo que explicaría la ausencia de una documentación personal, pero que no ayuda en la tarea de los investigadores que intentan darle forma a una biografía absolutamente histórica con los textos existentes, entre otros motivos, porque algunos incurren en francas contradicciones.
Publicar un comentario en la entrada