Ir al contenido principal

El misterio.

Unos arqueólogos encontraron un inconmensurable rompecabezas con encanto sublime. Su sonido era tan majestuoso que únicamente podía ser escuchado por los sordos. La esfera era cuadrada, como el Teorema de Pitágoras y su único color era complejo, de muchos matices. Los matemáticos dijeron que la posibilidad de resolverlo oscilaba entre ninguno a infinito. Unos físicos esbozaron que el rompecabezas no era tan misterioso, sino que era un manojo de variables que podemos descubrir a través del método científico. Los religiosos especularon que el rompecabezas tuvo que ser creado por un dios más grande que Dios, puesto que el rompecabezas es inconmensurable mientras el universo es limitado. Algunos supersticiosos dijeron que los muertos fueron quienes conocían cómo corría el tiempo en aquella esfera, y que fueron los únicos que observaron la materia primigenia de la que estaba compuesta; fueron capaces de enunciar, con silencio atronador, —¡que se haga la luz!—.

Algunos filósofos plantearon que es un rompecabezas sin origen, inmutable e infinito. Un ciego logró entender aquella imagen a completud, pero murió en Ginebra. En cualquier caso, la palabra puede ser la clave para su solución.

El aparato es demasiado glorioso para nosotros los humanos. ¿Por qué la probabilidad de resolverlo es entre ninguno a infinito? Es una incógnita que corrompe la intuición y es aberrante a la realidad. De vida me queda un quinto de un lustro, pero creo haber encontrado la etérea solución. El rompecabezas admite dos conjuntos como contestación: el conjunto vacío y el conjunto de los números complejos. Y estos dos conjuntos, aunque paradójicos, conforman la dicotómica respuesta: ¡las dos son ciertas! Así que Dios y los humanos son capaces de resolver el rompecabezas simultáneamente. Ergo, el rompecabezas fue inventado por Lucifer.

Autor:Manuel Alejandro Crespo Rodríguez
Publicar un comentario

rECUERDOS.

Imágenes de desmotivaciones.

Es momento de detenernos a observar imágenes de desmotivaciones.
















Imàgenes de desmotivaciones.

Es momento de presentar algunas imàgenes desmotivantes, esperando como siempre  que sean de su completo agrado.

‘¡Soy una artista completa!’: Ninel Conde.

La breve temporada que ‘Aventurera’ tendrá en el teatro Blanquita, marca la celebración de los 15 años de la puesta en escena y lo hará con un homenaje a las actrices que han protagonizado la producción de Carmen Salinas y las hermanas Vallejo, que actualmente estelariza Ninel Conde quien se considera “una artista completa”.
Así lo expresó la curvilínea mujer, quien conferencia de prensa para anunciar que la obra estará el 10, 11, 12 y 14 de febrero en dicho recinto popular, lució un entallado vestido rojo, pero con unos glúteos exuberantes que se acentuaban en el delgado cuerpo que la actriz muestra en el personaje de ‘Elena Tejero’, que representa desde finales del año pasado.
“Esta obra me da oportunidad de bailar, cantar y actuar, por eso me siento feliz de estar aquí, porque hago lo que me gusta, además me siento una artista completa”, mencionó Ninel. También se mostró contenta con los planes que se tienen para dicho montaje, con motivo de sus tres lustros en los escenarios mexi…

Feliz cumpleaños.

Hoy es un día especial, un día de los que no hay muchos; es el cumpleaños de una linda persona que apreciamos y queremos mucho, un gran ser humano en toda la extensión de la palabra, por ello desde este humilde espacio le deseamos lo mejor y que se la pase de maravilla.







Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, de verdadero nombre Norma Jean Baker (o Norma Jean Mortenson, apellido de su padrastro), nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, en el estado norteamericano de California. Hija de Gladys Baker, quien nunca le comunicó la identidad de su padre, su primera infancia fue muy dura. Su madre la dejó en manos de un matrimonio amigo hasta que cumplió siete años; entonces se la llevó a vivir consigo. Pero un año más tarde Gladys fue internada en un sanatorio psiquiátrico en el que se le diagnosticó una esquizofrenia paranoide, enfermedad que luego Marilyn creería haber heredado, especialmente cuando era internada por sus frecuentes depresiones. Su infancia y adolescencia transcurrieron entre un orfanato (en el que ingresó a la edad de nueve años y trabajó como ayudante de cocina), la casa de sus abuelos y las de varias familias que la adoptaron.






















"Los caballeros las preferimos rubias"

.