Ir al contenido principal

Oda a ti *


El tiempo pasa y mientras más pasa me doy cuenta lo voluble que soy, la  impotencia de no saber manejar los sentimientos, que nos envuelven y nos llevan más allá de la imaginación, más allá de tú propio ser, más allá del raciocinio, esa manifestación de pasión, de amor, de ilusión que creíamos  dormida, entumecida, vasto una mirada, una sonrisa, un empuje para caer en  los encantos de la musa, una musa adormecida por los años, una musa  adaptada y acostumbrada a la monotonía de una vida elegida.

Pero apareciste tú con tu magnífica sonrisa y tú ímpetu de grandeza, proveniente de un mundo desconocido y lleno de una vitalidad jamás vista, mis ojos empezaron a ver borroso, empezaron a enfocar las formas que se habían perdido, los sabores que se habían extraviado con el tiempo, los  miedos salieron, los sueños abrieron sus puertas al horizonte diciendo es hora de vivir, es hora de soñar, es hora de renacer, de vivir, dejar los temores, abrir los brazos al infinito y por un momento creía volar, creía vivir la magia de la vida, sin importar más nada, la enseñanza la vida misma.

La vida que me muestra otras maneras de ver, de sentir, de amar, de crecer, saber que ahora manejas tú vida, que eres dueño, de crear tus sueños, tus logros, tus metas, saber que puedes, que eres parte del universo, ese universo desconocido y que lo conocí gracias a ti.

Si a ti, que llegaste en el momento ideal, en el momento que dormía un sueño de cien años, me besaste sutilmente como el roce del viento a los pétalos de las rosa, así me despertaste y me enseñaste que lo que uno desea te desea, que el futuro es uno mismo,

Que uno forja sus propios sueños, sólo hace falta la confianza y me enseñaste a amarme y valorarme por eso, esa oda a ti……………………

Autor. Leiba Hernández.



Publicar un comentario

rECUERDOS.

Imágenes de desmotivaciones.

Es momento de detenernos a observar imágenes de desmotivaciones.
















Imàgenes de desmotivaciones.

Es momento de presentar algunas imàgenes desmotivantes, esperando como siempre  que sean de su completo agrado.

‘¡Soy una artista completa!’: Ninel Conde.

La breve temporada que ‘Aventurera’ tendrá en el teatro Blanquita, marca la celebración de los 15 años de la puesta en escena y lo hará con un homenaje a las actrices que han protagonizado la producción de Carmen Salinas y las hermanas Vallejo, que actualmente estelariza Ninel Conde quien se considera “una artista completa”.
Así lo expresó la curvilínea mujer, quien conferencia de prensa para anunciar que la obra estará el 10, 11, 12 y 14 de febrero en dicho recinto popular, lució un entallado vestido rojo, pero con unos glúteos exuberantes que se acentuaban en el delgado cuerpo que la actriz muestra en el personaje de ‘Elena Tejero’, que representa desde finales del año pasado.
“Esta obra me da oportunidad de bailar, cantar y actuar, por eso me siento feliz de estar aquí, porque hago lo que me gusta, además me siento una artista completa”, mencionó Ninel. También se mostró contenta con los planes que se tienen para dicho montaje, con motivo de sus tres lustros en los escenarios mexi…

Feliz cumpleaños.

Hoy es un día especial, un día de los que no hay muchos; es el cumpleaños de una linda persona que apreciamos y queremos mucho, un gran ser humano en toda la extensión de la palabra, por ello desde este humilde espacio le deseamos lo mejor y que se la pase de maravilla.







Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, de verdadero nombre Norma Jean Baker (o Norma Jean Mortenson, apellido de su padrastro), nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, en el estado norteamericano de California. Hija de Gladys Baker, quien nunca le comunicó la identidad de su padre, su primera infancia fue muy dura. Su madre la dejó en manos de un matrimonio amigo hasta que cumplió siete años; entonces se la llevó a vivir consigo. Pero un año más tarde Gladys fue internada en un sanatorio psiquiátrico en el que se le diagnosticó una esquizofrenia paranoide, enfermedad que luego Marilyn creería haber heredado, especialmente cuando era internada por sus frecuentes depresiones. Su infancia y adolescencia transcurrieron entre un orfanato (en el que ingresó a la edad de nueve años y trabajó como ayudante de cocina), la casa de sus abuelos y las de varias familias que la adoptaron.






















"Los caballeros las preferimos rubias"

.